San Juan está de fiesta. Desde hace días, la provincia viene disfrutando de la Vuelta a San Juan. Y este sábado es el turno del ciclismo adaptado. Desde las 16, 101 atletas (récord de inscriptos) se subirán a sus bicicletas en el Circuito San Juan Villicum para darle inicio a la tercera edición de la Vuelta Inclusiva a San Juan.

El evento se convirtió en una hermosa costumbre en tierras cuyanas. Las familias se acercan de distintas partes de la provincia para disfrutar de un espectáculo de primer nivel internacional. Poco importan las horas bajo el sol. La Vuelta de San Juan es el evento de ciclismo más importante de América, pero para el sanjuanino es algo más que eso. Es sentido de pertenencia. Es orgullo.

En el año 2018, la organización eligió dar un paso más. Desde entonces, se disputa paralelamente la Vueta Inclusiva a San Juan. Cuna de varios integrantes de la selección argentina de paraciclismo y vidriera para muchos otros atletas que piden pista y visibilidad.

“Se viene un evento extraordinario. La Vuelta Inclusiva es única a nivel mundial”, le dijo Jorge Chica, Secretario de Deportes de San Juan a Paradeportes. Con récord de inscriptos y la participación de atletas destacados como Andrés Biga (bronce en la carrera ruta H3-5 en los Juegos de Lima 2019) y el tándem Villalba-Romero (doble medallista en Lima) ya se viene la tercera edición. San Juan le abre otra vez las puertas a la inclusión. Y promete ser una fiesta imperdible.