Se terminó el Preolímpico de tenis de mesa adaptado en Eslovenia para la selección argentina. Giselle Muñoz, la última representante que seguía en carrera, cayó en las semifinales de la Clase 7: fue 1-3 ante la alemana Tiziana Oliv.

Giselle había ganado con claridad en su grupo con dos triunfos por 3-0 ante las representantes de Kazajistán y Noruega. Pero no pudo meterse en la final y, como la única forma de clasificar a los Juegos Paralímpicos de Tokio era con el primer puesto, se despide del sueño.

“Con tristeza me despido del Preolímpico. Mejoré en muchas cosas pero hay muchas otras para seguir trabajando. No puedo dejar de agradecer el apoyo de todos, gracias infinitas. Y estoy segura q se vienen mejores desafíos”, manifestó Muñoz tras la competencia.

En el torneo también participaron Elías Romero (Clase 5), Fernando Eberhart (Clase 1) y Aleksy Kaniuka (Clase 7). Romero ganó uno de sus dos compromisos pero no se clasificó a las semifinales por un triple empate en el que no lo favoreció la diferencia de sets. Eberhardt y Kaniuka perdieron en sus dos encuentros de la primera etapa.

Terminada la etapa clasificatoria, la delegación argentina de tenis de mesa adaptado tendrá tres representantes en Tokio. Gabriel Copola (Clase 3) y Mauro Depergola (Clase 5) se clasificaron por ser campeones parapanamericanos en Lima 2019, mientras que Constanza Garrone (Clase 2) entró por ranking en el corte de mediados de 2020