Elías Romero no formó parte de la delegación argentina de tenis de mesa adaptado que estuvo en los Juegos Paralímpicos de Tokio pero aún así se dio el gusto de terminar el año de la mejor manera. Hace algunas semanas, se consagró campeón de la Copa Tango tanto en el torneo invididual (Clase 5) como en el de equipos (junto a Gabriel Copola y Mauro Depérgola).
 
“Fui de menor a mayor, empecé con muchas dudas porque no competía hace mucho a nivel internacional. Estoy contento porque cumplí los objetivos que tenía. Sumé puntos en el ranking (estoy 20°) y eso también es bueno”, reflexionó el joven atleta sobre su desempeño, en una charla con Paradeportes.
 
En cuanto a lo que se viene, Elías tiene muy claro su objetivo: “Para el 2022 espero poder sumar la mayor cantidad de torneos y puntos. Meter algunos batacazos y llegar bien a los Juegos Parapanamericanos de Santiago 2023. Ahí ya voy a ir pensando en París 2024”.
 
“Ya tengo la cabeza mentalizada para sumar y crecer en busca de conseguir un lugar en mis primeros Juegos Paralímpicos. Tengo los objetivos bien claros, voy por eso”, sentenció Romero.