Se terminó el Mundial de tenis de mesa adaptado para los argentinos y Fernando Eberhardt coronó una gran semana. El cordobés se llevó la medalla de bronce en la Clase 1 y fue el gran destacado de la delegación nacional.

Fernando fue el ganador de su zona en la primera etapa y luego consiguió un valioso triunfo en cuartos de final. Le ganó a jugadores con mejor posición en el ranking, incluido el último campeón paralímpico, y finalmente cayó en semifinales ante el que resultó siendo el ganador.

En la misma categoría, Guillermo Bustamante quedó en cuartos de final, misma instancia donde llegó Constanza Garrone en la Clase 2. Gabriel Copola (Clase 3), Elías Romero (Clase 5) y Giselle Muñoz (Clase 7) no pudieron pasar la primera ronda.

“Destaco que hubo triunfos ante rivales con mejor posición en el ranking mundial. En el Mundial están los mejores, es la segunda competencia en importancia por detrás de los Juegos Paralímpicos. Estoy muy conforme con la actuación de los atletas”, le dijo Alejandra Gabaglio, entrenadora de la Selección Argentina, a Paradeportes.