La Federación Argentina de Tenis de Mesa Adaptado (FATEMA) continúa con su trabajo de desarrollo. En el CENADE de Ezeiza, se realizó una concentración juvenil para probar a los nuevos talentos.

Fue una convocatoria con atletas de Santiago del Estero, Entre Ríos, La Matanza, San Andrés de Giles, Florencio Varela y Villa La Angostura. Se trabajó en dos turnos: por un lado, en la formación inicial de los jugadores; y luego con indicaciones especiales de los entrenadores sobre técnica y táctica.

Además, durante dos días los jóvenes compartieron entrenamientos con los representantes de la selección argentina. Y hasta hubo tiempo de hacer algo de turismo por los principales puntos de la Ciudad de Buenos Aires.