El 24 de agosto de 2019, Mauro Depérgola venció por 3-2 al estadounidense Ahad Asarand y no solo se consagró campeón parapanamericano clase 5 en Lima, sino que también consiguió su plaza para los Juegos Paralímpicos de Tokio. Ya pasó casi un año y medio de aquella jornada inolvidable y ahora el atleta argentino de tenis de mesa adaptado se prepara para la gran cita.

Estos serán los segundos Juegos para Mauro, quien ya estuvo en Río 2016. La previa del viaje a Japón lo tiene en plena rehabilitación de una cirugía en el hombro que se realizó en marzo del 2020. Tiene un gimnasio montado en la casa de su padre y un robot lanzapelotas para mantenerse en ritmo. Además, realiza un entrenamiento físico vía Zoom con una profesora personal.



Tengo un solo riñón así que trato de exponerme lo menos posible hasta que sea indispensable salir, por alguna competencia por ejemplo. Sigo preparándome y recuperándome del hombro”, le contó a Paradeportes. La operación fue hace casi un año pero todavía le presenta algunos malestares.

“Me siento bien, estoy con esos objetivos. Es medio complicada la rehabilitación de una operación de hombro, me falta todavía para estar al 100%, pero la voy llevando”, señaló Mauro. La cercanía de Tokio 2021 le da el impulso necesario.