Otra gran semana para Gustavo Fernández. Luego de ser campeón de Roland Garros, el representante argentino de tenis sobre silla de ruedas ganó el Super Series de Francia por tercer año consecutivo.

El cordobés superó en la final al japonés Shingo Kunieda por 6-3 y 6-2 y se mantiene firme como número uno del mundo. Ahora comenzará la preparación del tercer Grand Slam del año: Wimbledon.