Luego de su título en el Australian Open, Gustavo Fernández volvió a la competencia. El representante argentino de tenis sobre silla de ruedas tuvo un duro partido ante el británico Gordon Reid, que terminó ganando por 6-3, 5-7 y 6-0.

El cordobés, primer favorito del certamen, ya se metió entre los cuatro mejores del torneo en el que defiende el título obtenido en 2018. Su rival en busca de la final será el francés Stephane Houdet. En el dobles, Gustavo y el español Martín De La Puente cayeron en cuartos de final ante la dupla holandesa Scheffers-Egberink por doble 6-3.