Desafortunado momento para Gustavo Fernández en Estados Unidos. El representante argentino de tenis sobre silla de ruedas denunció que no lo dejaron ingresar al Complejo Billie Jean King, donde se realiza el US Open, en Nueva York.

“Depecionante volver sin poder ni ingresar, ni entrenar, ni acreditarme. Increible que en 2018 suceda. ¿A qué vine a New York? Yo soy tenista profesional. ¿Los directores saben a lo que nos dedicamos o simplemente nos quieren para la foto? Sería bueno sincerarse”, publicó el cordobés en su cuenta de Twitter.

El número cuatro del mundo intentó entrar al predio el lunes y le comunicaron que los jugadores del torneo de tenis adaptado recién podían hacerlo a partir del martes. Así, se quedó sin la chance de poder entrenar. El certamen arranca este jueves y Gustavo irá por su tercer título individual de Grand Slam.