Finalizó el Abierto de Melbourne para Gustavo Fernández. El representante argentino de tenis sobre silla de ruedas cayó en semifinales ante el británico Alfie Hewett por 6-4 y 6-3, y así se despidió del certamen.

Ahora el número uno del mundo se prepara para el primer gran desafío de la temporada. La próxima semana jugará el Australian Open, primer Grand Slam del año, donde defenderá el título obtenido en 2019