Stefanía Ferrando es una de las atletas ya clasificada a los próximos Juegos Paralímpicos. En el año 2019, la jugadora de la selección argentina de boccia se consagró campeona del Open Regional de San Pablo en la categoría BC3 y consiguió su plaza para Tokio. Sin embargo, la pandemia del COVID-19, cambió sus planes –y los de tantos otros deportistas- y el Comité Paralímpico Internacional decidió aplazar los Juegos para el 2021. “Si los Juegos se realizaban igual yo no hubiera podido viajar. Era injusto. Así que lo mejor es que se hayan reprogramado para 2021″, comentó en diálogo con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (todos los miércoles de 21 a 22 por EcoMedios AM1220).

Cumpliendo con la cuarentena, desde Gualeguaychú, Entre Ríos, Ferrando contó cómo se mantiene en contacto con su deporte (boccia), teniendo en cuenta que la atleta necesita la ayuda de un asistente para poder realizar un entrenamiento u competir. “Estoy buscando alternativas para seguir enfocada en el deporte en esta cuarentena. Estoy viendo partidos viejos por internet para mantenerme enfocada y realizando videollamadas con compañeros de la selección para analizar jugadas y demás”, explicó.

Por último, apoyó la decisión del IPC de postergar los Juegos para el próximo año y dijo: “Sería peligroso para mi salud viajar a Tokio en estas condiciones y sería injusto en general para todos. La mejor decisión es la postergación”, sentenció.