El seleccionado argentino de taekwondo cerró su participación en las Sordolimpiadas Caxia Do Sul con un balance positivo tanto en el aspecto individual como colectivo y cosechó cuatro diplomas olímpicos.

En Individuales, Ornella Massari, de Córdoba, finalizó en el sexto puesto en poomsae, idéntica posición que consiguió Esteban Martínez, representante de Buenos Aires, en la misma prueba. Además, Luisina Saavedra, también cordobesa, se quedó con el séptimo lugar en la categoría kyorugui hasta 49 kilos.

El cuarto diploma para Argentina en la competencia llegó de la mano de la dupla que integraron Edgardo Juri y Ornella Massari y el sexto puesto en poomsae.

De este modo, Argentina quedó en el décimo lugar entre los 21 países participantes, por sobre México, Venezuela y Brasil, entre otros. Los entrenadores del equipo nacional fueron Fernanda Reinoso en kyorugi y Rubén Guagliarello en poomsae.v