Silvio Velo es un referente histórico del deporte adaptado. Desde 1991 es el capitán de Los Murciélagos, la Selección Argentina de fútbol 5 para ciegos. Hoy, a sus 48 años, sigue más vigente que nunca. En diálogo con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (todos los miércoles, de 21 a 22, por EcoMedios AM 1220), el jugador de Boca Juniors palpitó lo que se le viene a corto y mediano plazo: el choque con River, los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y la posibilidad del retiro.

Se acerca el octagonal final en la Liga Argentina de fútbol para ciegos. El sábado 21 de diciembre, Boca y River se miden por los cuartos de final, en el Estadio Nacional de los Murciélagos, en el CeNARD. Velo, capitán y referente de Boca, se refirió al clásico que se viene: “Va a ser un partido muy duro, ninguno de los dos equipos van a querer perder”, aunque aseguro que “River es el favorito, llega más armado. Nosotros vamos a jugarlo como lo tenemos que jugar. Les va a costar mucho ganarnos”.

Además, el histórico jugador de Los Murciélagos analizó su año 2019, tanto con la Selección Argentina, como con su club, Boca Juniors: “El 2019 fue un año positivo para mí. Nos clasificamos a Tokio e hicimos un gran torneo en los Juegos Parapanamericanos de Lima”. Respecto a Boca dijo “El objetivo está cumplido: era clasificar al octogonal final. Pero ahora queremos ir por más y terminar entre los primeros”.

“Mi objetivo es claro: quiero estar en Tokio 2020 con Los Murciélagos. Es mi sueño y, por ahora, nadie me lo puede quitar. Hasta que me llamen y me digan ‘no vas a estar’ mi cabeza va a seguir puesta ahí. Me estoy preparando muy bien”, sentenció Silvio Velo, que no pierde la esperanza de estar en un nuevo Juego Paralímpico con la Selección Argentina.

Por otra parte, tras las recientes elecciones en Boca, Velo no esquivó el tema y enfatizó en el lugar que se le debería a dar al fútbol para ciegos por parte del club de La Ribera: “Esperemos que la nueva dirigencia nos apoye con el fútbol para ciegos, cuando se habla de inclusión no tendríamos que porque quedar afuera. Tenemos toda la expectativa puesta en que en el 2020 podamos contar con la ayuda del club”.

Por último, a sus 48 años, Silvio se refirió a su futuro y a la posibilidad del retiro: “Uno sabe que a esta edad el retiro está a la vuelta de la esquina. Me estoy preparando para ser entrenador. No de fútbol, sino de la vida: poder transmitir este plus que tiene uno como deportista”. Y tuvo palabras para Diego Cerega, quien será el primer entrenador ciego del mundo a partir del 2020, al mando de ‘Fundación Paradeportes Cañuelas FC’: “A Diego lo saludé el otro día. Creo que es una persona con mucha personalidad, sabe de qué se trata. Es un líder nato y le va a dar mucho al fútbol”, cerró.