El deporte adaptado crece en toda la Argentina y la provincia de San Juan viene desarrollando un programa que incluye nueve disciplinas (8 paralímpicas) y del que participan niños y niñas desde los 10 años y sin límite de edad. Los deportes que se practican en el programa provincial son: fútbol para amputados, natación, atletismo, ciclismo, tenis de mesa, goalball, vóley sentado, boccia y básquet en sillas de ruedas. También hay una amplia oferta para actividades recreativas no competitivas.

El programa de deporte adaptado sanjuanino incluye varias áreas: la planificación de los Juegos Intercolegiales y Juegos Nacionales Evita, como así también la formación de distintos equipos selectivos; el desarrollo del mediano y alto rendimiento; el seguimiento de distintos clubes que puedan tener personas con discapacidad para sumarlos al programa o ayudarlos para realizar sus actividades; y un equipo transdisciplinario de salud con distintos profesionales (kinesiología, psicología y una trabajadora social) para brindarles a los deportistas todo lo necesario para realizar de la forma más profesional posible su deporte.



Las patologías con las cuales se trabajan son parálisis cerebral, lesiones modulares, intelectuales, ceguera y disminución visual, talla baja e hipoacusia, entre otras.

“El deporte es una política de Estado en San Juan. Desde hace años venimos organizando grandes eventos con la participación del deporte adaptado. En la Vuelta a San Juan hay una jornada específica de paraciclismo. Trabajamos muy fuerte en cada uno de los 19 departamentos provinciales y para llevar una delegación competitiva a las finales de los Juegos Nacionales Evita, donde hemos tenido un gran crecimiento”, le dijo Jorge Chica, secretario de Deportes de San Juan, a Paradeportes.

La ciclista sanjuanina María José Quiroga, que forma parte de programa de Alto Rendimiento, espera ser parte de los Juegos Paralímpicos de Tokio junto a su compañera Micaela Barroso. En los próximos días se sabrá si se aprueba la wildcard (invitación) para el tándem femenino que solicitó el cuerpo técnico argentino, después de las muy buenas actuaciones en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 y en los últimos mundiales de Bélgica y Portugal en 2021.