La pandemia obligó a pensar, proyectar y reinventarse. Así lo interpretaron los integrantes del seleccionado argentino de rugby de silla de ruedas que puso énfasis

en el desarrollo del deporte utilizando múltiples herramientas didácticas de comunicación a distancia con el objetivo de visibilizar la disciplina en el país.

Como resultado de esa gestión se generó un vínculo deportivo con ARDAD (Asociación Rosarina de Deporte Adaptado) que tendrá su equipo a través del club de rugby OldResiand” que tiene como objetivo afianzar el desarrollo del deporte en Rosario y sus alrededores.

Así, entonces, se puso en marcha este plan y comenzaron las prácticas deportivas gracias a la apertura de los clubes. Además, los jugadores que se entrenaban con sus sillas de uso diario podrán hacerlo ahora con las sillas competitivas diseñadas exclusivamente para el deporte y que fueron donadas y entregadas por la Fundación Rugby Amistad en el marco del proyecto de desarrollo de la Selección Argentina.