La relación de Romina con el atletismo comenzó casi por casualidad. Una tarde calurosa de 2011, cuando volvía de jugar al fútbol con su papá, recibió una invitación para participar del taller de recreación y deporte adaptado del municipio de Mercedes. “Vi que en mi barrio había una escuela de atletismo adaptado y arranqué ahí. Primero hice lanzamiento de disco y velocidad, pero después me terminé definiendo por bala y clavas”, le dijo Romina a Paradeportes.

En el taller municipal conoció a Daniela Liberas, su actual entrenadora, con quien empezó a romper barreras y también marcas. Su primera experiencia fue en los Juegos Bonaerenses, donde ganó la medalla dorada en lanzamiento de disco. Ahí, confiesa, comenzó el sueño de representar a la Argentina.

“Quería vestir la camiseta celeste y blanca, llevar la bandera. Al principio todos me decían que sí, pero nadie hacía nada. Entonces me contacté con Ariel González (DTN de la Selección de atletismo), quien me convocó a una concentración en Pergamino. Una vez que llegué ahí no largué más” afirma la dueña del récord americano en bala y clava, quien ya está en Tokio para cumplir el sueño de su primer Juego Paralímpico en esas dos disciplinas en categoría F32 de parálisis cerebral.

Daniela Libares confirma la determinación y convicción que tenía Romina en lograr ese objetivo de selección. “Romina siempre soñó en grande. Desde el primer momento que empezó ella tenía claro que quería estar en la Selección Argentina. Y yo me acoplé a su sueño: demostró que no estaba errada”, afirma.

Romina, quien representa a FADEPAC, tiene las plusmarcas americanas en la categoría F32 de lanzamiento de bala (5,15 metros) y en lanzamiento de clava (19,43 metros), pruebas en las que se ubica 8º y 5º en el ranking mundial. Son registros que intentará superar en Tokio. “A veces en estos torneos grandes, juega más lo emocional y lo mental. Pero Romi es así. Va a un torneo internacional y quiere mejorar sus marcas de los nacionales, tiene mucha confianza”, asegura Libares.

“Tengo la meta de hacer un poco más de lo que ya vengo haciendo y representar de la mejor manera a mi país. Si se puede llegar a un podio, sería lo máximo”, afirma Fernández y vaya si sabe lo que es ir en busca de cumplir los sueños.