El balance del 2018 fue muy positivo para la selección argentina de remo paralímpico. Los resultados acompañaron el proceso previo de trabajo y por eso las expectativas para este 2019 son grandes.

En el Campeonato Sudamericano del año pasado, Alejandro Vera se llevó una medalla plateada y en la regata de Italia, Brian Marsiglia fue cuarto. Además, Marsiglia fue subcampeón en el Campeonato Brasileño, donde Luis Salas y Pablo Geyer obtuvieron el oro. A partir de estos logros, el equipo se traza un objetivo ambicioso: estar en Tokio 2020.

“Fue un muy buen año, con mucha carga y volúmen de trabajo. Nos consolidamos detrás de Brasil en la región y cada vez estamos más cerca de ellos. En el Campeonato Brasileño logramos podios y hasta pudimos ganar una prueba. Se hizo una buena base para ir por la clasificacion”, le dijo Esteban Briguglio, entrenador de la selección, a Paradeportes.

Los Juegos Paralímpicos se presentan como la oportunidad perfecta para cerrar este ciclo, teniendo una presencia nacional en el evento deportivo más grande. “El gran objetivo es intentar la clasificacion a Tokio 2020. Desde Mundial de Austria de este año hasta la regata repechaje en Italia, en mayo del año próximo, tendremos la chance de ir por eso. Por supuesto, la idea también es seguir avanzando en el plano sudamericano”, cerró Briguglio.