Fernando “Pipo” Carlomagno ganó una medalla histórica para la natación argentina. El rosarino se quedó con la plateada en los 100 metros espalda S7 y, horas después, se tomó el tiempo para dialogar con Paradeportes Tokio, el programa de los Juegos Paralímpicos, y analizar la carrera que lo llevó al podio: “Fue una carrera muy dura, de detalles. Sabíamos que iba a ser así. Cometí un error en la vuelta americana, de no haber sido por eso podría haber ganado la medalla de oro, que es lo que vine a buscar”, señaló Pipo, que igualmente sostuvo: “Cuando salí del agua no quedó nada por reprocharme porque había dejado todo”.
 
El rosarino admitió que “cuando toqué la pared la primera sensación fue de bronca, de impotencia por haber dejado pasar una gran oportunidad. Después de verla varias veces y ver cómo volví a la carrera siento que no me puedo reprochar nada, dejé todo en cada brazada. Sí, quería la dorada y venía por el récord mundial. Creo que estaba en condiciones de poder ganarla. Pero ya habrá revancha, el deporte es así”.
 
 ¿Va por la revancha en París 2024? “Antes de los Juegos te decía que no. Pero ahora te digo que sí. Que vamos a ir a buscar la medalla dorada a París 2024. Vamos por la que nos falta y la revancha”, aseguró el ahora medallista paralímpico, que cuando dice “la que nos falta” se refiere a él y a Guillermo Marro, su ídolo y máximo referente de la disciplina.
 
 Marro ganó tres medallas en Juegos Paralímpicos, una plateada (Atenas 2004) y dos de bronce (Sidney 2000 y Beijing 2008). Todas en los 100 metros espalda S7, la misma prueba en la que Pipo consiguió su medalla: “Cuando terminó la carrera mi novia Camila me dijo ‘lo que conseguiste hace 17 años Argentina no lo conseguía’. Me tiré para atrás y me di cuenta que el último que había ganado una medalla plateada en natación fue Guille Marro. Mi ídolo, mi referente. ¡Conseguí lo mismo que mi ídolo!”.
 
#LosParalimpicosEnParadeportes #PanAmericanSilverArgentina