Pablo Pomata finalizó en el noveno puesto en la Copa del Mundo de Paratriatlón que se realizó en Banyoles, España, donde consiguió su mejor marca personal. El cordobés empleó un tiempo de 1:09:57 en la categoría PT S5, registro que pudo haber sido aún mejor. “Se me pinchó la rueda de la bicicleta 3 kilómetros antes de terminar la etapa de ciclismo y eso demoró mi llegada. Sin embargo estoy muy feliz del registro y también de haber sido el único representante argentino en la competencia”, analizó el nacido en Carlos Paz.

“Tuve una buena participación, más mirando hacia adelante. El trabajo, finalmente, rinde sus frutos y eso lo noto en cada competencia. En España pude sumar valiosos puntos que me permiten mantener la ilusión de clasificar a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020”, indicó Pomata, que el próximo 19 de octubre competirá en Funchal, Portugal.

Pomata, a los 21 años, sufrió un accidente cerebro vascular. Desde entonces, rearmó su vida deportiva. Tuvo que, con esfuerzo y dedicación, volvió a caminar y, con el tiempo, logró introducirse en el mundo deportivo con grandes resultados.