Lucas Díaz Aspiroz viene de tener un buen 2021: fue 10° en los Juegos Paralímpicos de Tokio y 8° en el Mundial de Dinamarca. El representante argentino de paracanotaje hizo un balance de este momento de su carrera y avisó que va por mucho más el año que viene.

“En 2015 sufrí una fractura en la prótesis de la columna y desde ahí se fue desmejorando. Dos o tres meses antes de Tokio empecé con unos dolores fuertísimos. Estuve contenido por mi familia y profesionales y por eso pude competir. Hace unos días conté en las redes que me tengo que operar. Tuve la necesidad de contar lo que vivo detrás de escena. El asunto es que si me opero, no puedo volver al alto rendimiento, pero aposté a seguir compitiendo un poco más”, se sinceró el atleta en una charla con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (todos los miércoles de 21 a 22 por Eco Medios AM 1220 y en simultáneo por streaming en las cuentas de Facebook, Twitter, Twitch y YouTube de Paradeportes).

“La decisión de no operarme y seguir compitiendo es mía. No dudé mucho. Siento que tengo más para dar y la realidad es que tampoco tengo ganas de operarme porque me genera miedo e intriga. Soy realista, la pandemia me dejó muchas ansiedades. Cuando llegue el momento lo veré, estoy seguro de que todo va a estar bien”, explicó Díaz Aspiroz. “Tengo muchas esperanzas, quizás es una locura pero siento que mi mejor versión todavía no llegó. Eso me motiva, estoy entrenado mucho. No me quiero apresurar, ahora estoy evaluando si voy al Sudamericano de Uruguay “, señaló.

¿Cómo ve su 2022? “Mi principal objetivo es el Selectivo de marzo para el Mundial de Canadá. Para esa fecha quiero estar bien, fuerte. Estoy convencido de que tengo mucho más para dar y en una mejor versión. No me quiero victimizar, todos los deportistas pasamos por situaciones que no manifestamos. Yo lo hice público y me hizo bien. Me sirvió. Y ahora estoy convencido de que en 2022 voy a tener mejores resultados, voy en busca de eso”, aseguró Lucas