Finalmente se hizo oficial: este sábado el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Paralímpico Internacional (IPC) fueron informados “sobre la decisión de las partes japonesas de no permitir la entrada a Japón de espectadores extranjeros para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, debido a la prevaleciente pandemia de la COVID-19”.

De esta manera, solo el público local podrá vivir la gran cita deportiva de este año. El gran motivo para esta decisión de parte del Comité Organizador es “la situación de la COVID-19 en Japón y en muchos otros países alrededor del mundo es todavía complicada y han emergido nuevas cepas, mientras los viajes internacionales permanecen altamente restringidos a nivel mundial”.

“Bajo estas circunstancias, aquellos que hayan adquirido entradas desde el extranjero pronto serán informados sobre el mecanismo de reembolso”, sentencia el comunicado. Los Juegos Paralímpicos de Tokio se llevarán a cabo del 24 de agosto al 5 de septiembre.