Los atletas de la Asociación Argentina de Tenis Adaptado (AATA) siguen activos en plena cuarentena. Con algunos cambios, los jugadores intentan mantenerse en movimiento. Matías Tettamanzi, preparador físico de AATA, explicó cómo es el trabajo en esta época.

“Con los atletas estamos realizando trabajos intermitentes. Con poca carga, muchas repeticiones y tratando de mantener la intensidad”, contó Matías. Y agregó: “Esta etapa es una oportunidad y un desafío para más adelante. Con este sistema de videollamadas podemos estar cerca de todos y con continuidad”.

¿Cómo imagina la vuelta a la actividad? “Espero que cuando todo vuelva tengamos unos días de pretemporada. Ellos necesitan jugar y nunca han estado tanto tiempo sin hacerlo. En el tenis se necesitan dos o tres semanas para ponerse a punto”, detalló Tettamanzi.

Matías trabaja desde hace tiempo con Gustavo Fernández, número 2 del mundo y ganador de cinco títulos individuales de Grand Slam. “Gustavo no está acostumbrado a estar tanto tiempo sin competir. Por ese lado hay un agotamiento pero estamos trabajando para bajar esa ansiedad y pensar día a día. Poniendo objetivos diarios”, sentenció el preparador físico.

AATA trabaja desde hace muchos años con escuelas para fomentar el desarrollo del tenis adaptado. “Trabajamos con chicos de todo el país. Por suerte cada vez hay más interesados. La explosión de Gustavo favoreció a que muchos chicos se interesen en el deporte adaptado. Quizás no practican tenis pero sí otra actividad”, destacó Tettamanzi. “En las escuelas hay muchos chicos con ganas y que disfrutan mucho de jugar. Veo muy bien el semillero argentino, el panorama es bueno y alentador”, cerró.