La selección argentina de paraciclismo tiene una gira internacional por delante que será clave para cerrar las clasificaciones a los Juegos Paralímpicos. Martín Ferrari, el entrenador del equipo, palpitó los torneos que se vienen en una charla con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (miércoles a las 21 por Eco Medios, AM 1220).

“Rodrigo López es el primer clasificado de Argentina para Tokio, logró su plaza en 2018 como quinto entre los diez mejores países de América”, contó el “Pampa”. Y añadió: “Mariela Delgado está casi clasificada y nos faltarían 200 puntos para clasificar al tándem de María José Quiroga y Micaela Barroso”.

¿Es posible una medalla argentina en Tokio? Después del cuarto puesto de Mariela Delgado en Río 2016, la gran apuesta está en la misionera: “Creo que Mariela tiene que mejorar ese cuarto puesto de Río 2016. Hicimos algunos cambios. Sabemos que tiene la capacidad física para lograr el objetivo de la medalla. Ahora tenemos que ver si ella se cree a dónde está parada”. “Tiene siete medallas mundialistas. Ojalá tenga ese factor suerte en Tokio y pueda meterse en el podio”, sentenció Ferrari.

“Con el tándem de Sebastián Tolosa y Maximiliano Gómez estamos casi entre los mejores diez tándem del mundo”, contó también el entrenador, quien se mostró feliz por los progresos del seleccionados. “Estoy orgulloso del equipo que estamos formando. En la pandemia se hicieron más fuertes”, sostuvo.

A fines de abril, Argentina competirá en la Copa del Mundo de Bélgica. Y en junio se viene el Mundial de ruta en Portugal. Mariela Delgado estará como competidora individual y los tándems de Tolosa-Gómez y Quiroga Barroso también buscarán su lugar en los Juegos Paralímpicos.

De a cara a la máxima cita del año, Ferrari se mantiene enfocado: “Me genera mucho entusiasmo convencer a nuestros atletas de que tenemos que ir por la gloria en Tokio. Trabajo el aspecto psicológico con ellos para no perder ni un día de entrenamiento. Hay que ir por el mejor resultado”. “Para mí en Tokio se van a batir más récords de los esperados. Porque la pandemia logró que los atletas se centren en el alto rendimiento. Paró el mundo y dejaron de competir entonces se enfocaron en la preparación”, avisó.