Se aprobó la vuelta a los entrenamientos de los atletas paralímpicos que ya están clasificados o que pelean por un lugar en Tokio 2021. Este miércoles le tocó a los de tenis de mesa adaptado, atletismo y tenis adaptado. Y este martes será la vuelta de Los Murciélagos, la selección argentina de fútbol 5 para ciegos.

“Fuimos muy cuidadosos para armar el protocolo y lo hicimos contemplando el momento desde que el jugador sale de su casa”, contó Martín Demonte, entrenador del equipo, en Paradeportes Radio (miércoles a las 21 por Eco Medios, AM 1220). “Venimos de un proceso de cuatro meses de trabajar de manera virtual. En principio contemplamos una sesión semanal en cancha y la iremos subiendo progresivamente”, agregó.



El seleccionado de China ya trabaja concentrado en un pueblo alejado de la ciudad. En Europa también retomaron la actividad. Solo Brasil sigue demorado de los rivales argentinos en los Juegos Paralímpicos. “En Sudamérica estamos en desventaja con respecto al resto del mundo por el retraso de los contagios. Esta situación nos complica pero entendemos que las vida están por sobre cualquier otra cosa”, indicó Demonte.

Después de cuatro meses de prácticas virtuales, la próxima semana Los Murciélagos volverán al ruedo: “Esta etapa de cuarentena estimuló la creatividad técnica y la capacidad de adaptación al momento y al medio. Y eso es muy importante”. “Hemos perdido condición física, en todo lo que tiene que ver con la tensión de los músculos y la movilidad de las articulaciones. Por eso la vuelta tiene que ser progresiva”, opinó el entrenador.

Demonte cree que el tiempo sin entrenamientos grupales merece una adaptación en los primeros días: “Por eso determinamos en el protocolo que la carga debe ser progresiva y tenemos que tener mucha paciencia para la vuelta a las canchas”. “Tenemos que arrancar de la mejor manera pero siendo inteligentes. No nos sirve tener jugadores lesionados porque eso significa más días perdidos”, cerró.