María Chirinos cumplió su sueño en este 2020: después de un exitoso paso por CILSA, donde fue campeona nacional, la jugadora de básquet sobre silla de ruedas partió rumbo a España. Y se sumó al Mideba Extremadura, el primer equipo europeo de su carrera.

“Me recibieron muy bien, el equipo es increíble y mis compañeros son muy buenos. Somos una familia. Es algo inexplicable, estoy muy contenta”, contó en una charla con Paradeportes Radio (miércoles a las 21 por Eco Medios, AM 1220). “Desde hace tiempo quería jugar en Europa, era un sueño como deportista. Le comenté esa idea a Maximiliano Ruggeri (jugador argentino en España) y a los pocos días me llamó el DT del Mideba con la propuesta”, explicó.

Chirinos contó cómo fue la rápida adaptación que tuvo que hacer ni bien llegó a terreno español: “Llegué y jugué muy rápido, recién los conocí en ese partido. Pero me sentí muy bien. Vivo con dos compañeros colombianos y un inglés en el departamento. Tenemos la cancha cerca así que estamos bien. Soy la única mujer del equipo”. “Ya estoy acostumbrada a jugar con hombres, en CILSA lo hice. Esto es un poco más físico y táctico. De a poco me voy conociendo más con mis compañeros y las cosas están saliendo mejor”, aclaró.

María integra el plantel de Las Lobas, la selección femenina de básquet adaptado, y cree que esta etapa en Europa la beneficiará para lo que se viene en su carrera. “Me viene muy bien la experiencia. Todo el tiempo hablo con Carlos Cardarelli, DT de la selección argentina, y me marca algunos conceptos. Quiero que me ayude mucho esta etapa en España, esta liga me gusta mucho”, comentó. Y cerró: “Mis compañeras de Las Lobas se pusieron contentas, están muy emocionadas. Todas me felicitaron. Espero que esto pueda ser un punto de partida para que haya más mujeres argentinas en la liga española”.