El nadador de la selección argentina paralímpica Lucas Poggi fue recibido por el matrimonio de Felipe Noble Herrera y Vanesa Defrancheschi, herederos del Grupo Clarín, en la residencia que tiene la pareja en Martínez. Allí realizaron una producción fotográfica que fue tapa de la revista Caras. “Fue un momento muy cálido, charlamos del deporte, de la vida y de mis sueños”, le contó a Paradeportes.

La producción comenzó en la pileta del SportClub de Martínez y siguió en la residencia de los Noble Herrera, donde se dio el encuentro de Lucas con Felipe y Vanesa: “Me dijeron que contaba con su apoyo como referentes humanitarios y que estaban a mi disposición para ayudarme. Eso me dio mucha tranquilidad”, reveló el nadador.

Poggi, en la tapa de Caras.


Poggi está acostumbrado a los flashes. Además de competir internacionalmente, también es modelo. Sabe de qué se tratar andar por las pasarelas y, además, representa a distintas marcas de ropa. Pero esta no fue una producción más para él: “Fue histórica, es la primera vez que una persona en silla de ruedas sale en la tapa de Caras. Me sorprendió todo y me hizo sentir muy valorado”.

A sus 27 años, y con la espina de haberse quedado a un paso de Río 2016, Lucas tiene todas sus energías puestas en su próximo objetivo: clasificar a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021. “Desde agosto estoy entrenando con estrictos protocolos en el CeNARD. Tengo la marca A, pero todavía tengo que revalidar mis tiempos en el Abierto de Portugal que se hará previo a los Juegos Paralímpicos. Me siento cerca de Tokio, es un objetivo muy grande y la preparación tiene que estar a su altura”, cerró Lucas, el chico de la hístórica tapa de Caras.