A menos de dos meses de los próximos Juegos Paralímpicos, el representante argentino en paracanotaje Lucas Díaz Aspiroz habló con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino, y contó el difícil momento que está atravesando en la recta final a Tokio.

“Vengo con un dolor lumbar, tuve una lesión en la espalda. Estamos trabajando con mi equipo, no me quiero perder los Juegos. La idea es retomar los entrenamientos de la mejor manera. Es complicado, pero todo va a estar bien”, reveló Lucas, que tendrá su segunda participación en un Juego Paralímpico tras Río 2016, donde obtuvo un diploma. “Es un trabajo que uno viene haciendo en silencio y se pone difícil. Que me pase esto tan cerca de la fecha lo complica más. Sé que voy a estar en los Juegos pero es inevitable no sentir dolor físico y estar mal emocionalmente”, agregó.

Además, el oriundo de Olavarria comentó que “tengo miedo de perderme los Juegos, pero sé que voy a estar. Estoy tratándome, tomando cartas en el asunto. Va a estar todo bien. El equipo de para canotaje salió a República Checa para una concentración y no pude viajar por una lesión. Se hace todo más difícil. Uno muchas veces no lo dice porque suena a que se justifica, pero doy todo en esto”.

“No pierdo la esperanza. Sé que voy a estar en los Juegos. Me quiebra el no poder haber ido al viaje internacional con la selección, pero no me voy a cansar de soñar. Quiero dejar a mi país lo más alto que se pueda. No quiero ir a pasear, quiero ir a competir y cumplir objetivos”, cerró Díaz Aspiroz.