El mini torneo de tiro con arco del que participaron 4 atletas tuvo un significado especial: protestar por la decisión de la Federación Argentina de Tiro con Arco, que dejó afuera del certamen virtual Ingeniero Jorge Eduardo “Oso” Cabrera a 4 arqueros adaptados.

Se trata de Federico Paolorossi, Nicolás Bazzana, Ariel López, Nahuel Speranza Méndez. Estos fueron los cuatro atletas que se quedaron afuera del torneo por decisión de la Comisión Organizadora de Eventos FATARCO (Federación Argentina de Tiro con Arco).

Los deportistas no fueron incluidos en categorías convencionales porque según la federación “las condiciones de participación fueron planteadas en la invitación”. En esa invitación se aclaró que solo se habilitarían las categorías en las que se inscribieron como mínimo tres arqueros.

“En todas las reuniones en las que estuve presente siempre se buscó remarcar la falta de buenos resultados a nivel paralímpico, obviamente, según su criterio, para dejarnos sin la posibilidad de participar en torneos. Esto se aprecia claramente ya que el último torneo evaluatorio fue en el año 2018”, indicó Paolorrosi, uno de los damnificados.

“Se creó una Comisión Paralímpica en la Federación, cuyo único integrante que vela por el interés de todos los tiradores con discapacidad es la entrenadora nacional Rebeca Serrano. En este punto también destaco la incompatibilidad de cargos, ya que el presidente de la Comisión Paralímpica es el mismo presidente de la Federación”, agregó.

El reglamento no tuvo en cuenta que la población de arqueros con discapacidad es menor a la de arqueros sin discapacidad. Tampoco que la arquería es uno de los pocos deportes que es adaptado, inclusivo (porque lo pueden jugar personas con y sin discapacidad al mismo tiempo, en el mismo lugar y con las mismas reglas) y paralímpico a la vez.