(*) Por Ariel Quassi 

En los últimos 25 años, nuestro país ha tenido la sana costumbre de participar en todos los grandes eventos deportivos de la natación paralímpica. De acuerdo a los distintos momentos del país y de los nadadores/as los resultados fueron en general parecidos, por lo general con pocas medallas y con los mismos ganadores: Nadia Báez, Betiana Basualdo o Guillermo Marro, pero siempre con una alternancia de éxito entre torneo y torneo. Llegar a finales era el común denominador de nuestra realidad, objetivo más que noble y que nuestra selección suele cumplir con creces.

Este año, luego de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, se dio en Funchal, Portugal, el evento más importante del año: el Mundial de Para Natación IPC 2022, donde nuestro país viajo con un numeroso (19 nadadores) e interesante equipo. Menciono su conformación, porque en esta oportunidad tenía una importante cantidad de nadadores debutantes en distintas clases, y eso siempre es relevante para tener variantes.

¿Qué tan importante es tener variantes?, bueno en el caso de nuestro país muy importante, ya que esto le permitió después de mucho tiempo presentar una posta mixta de 34 puntos la cual se ubico en la 8va. posición a nivel mundial.

Pero el dato más importante de esta participación mundialista es la cantidad de podios en un torneo de esta magnitud: 8 medallas que generaron la marca más exitosa de la historia reciente.

Matías De Andrade y Pipo Carlomagno, nuestros dos medallista de plata en Tokio, volvieron a demostrar toda su jerarquía en los 100 espalda (ambos lograron otra vez un 2do. lugar); Nadia Báez, medallista de bronce en Londres 2012, logró una plateada en los 100 mts pecho volviendo al podio después de varios años y, quizá la sorpresa de los debutantes, la medalla de bronce de Jazmín Aragón en los 100 mts. mariposa.

Pero claro, necesitamos un párrafo aparte para hablar de las 4 medallas que faltan, ya que Iñaki Basiloff -quien el año pasado se le negaron 2 claras oportunidades en Tokio- demostró que es uno de los mejores nadadores del mundo y obtuvo 4 medallas: 1 oro en los 400 mts medley con una solvencia abrumadora coronándose campeón del mundo, plata en los 200 mts combinado y bronce en los 100 mts. espalda y 50 mts. mariposa, actuación consagratoria que lo pone como referente absoluto de nuestra natación paralímpica.
Como es habitual se sumaron a esta cosecha gran cantidad de finales y la sensación de que Argentina comienza a mirar estas instancias con otra perspectiva e ilusión.

(*) Ex – nadador paralímpico (Sídney 2000 / Atenas 2004 / Beijing 2008 / Londres 2012)
14 medallas Juegos Para Panamericanos.
Entrenador de natación paralímpica.