Santino Ombrella tiene 22 años y desde los 15 juega al Powerchair Football, su versión adaptada en sillas de ruedas motorizadas. Allá por el 2013 lo invitaron a jugar y casi enseguida se sumó al equipo Máquinas Guerreras de Rosario Central. A Santino le brillaron los ojitos: es fana del Canalla. Poco tiempo después llegó la convocatoria a la Selección Argentina, de la que llegó a ser el capitán, al igual que su amigo, un tal Lionel Messi.

En la selección de powerchair fue una de las figuras del equipo nacional que terminó 7mo. en el Mundial de Orlando, Estados Unidos, en 2017, bajo la dirección técnica de Gonzalo Vilariño. “Conocer el powerchair me voló la cabeza, es un deporte que puedo practicar al 100% y me veía con capacidades. A futuro me gustaría ser entrenador de un equipo de powerchair. Ayudar a un equipo a mejorar sería increíble”, le contó a Paradeportes. Algo parecido le ocurrió con la Play: su discapacidad motriz no le impedía ser competitivo y eso lo motivó a ir por más.

Ombrella integra la Selección Argentina de Powerchair Football.


Es que el powerchair no es la única pasión de Santino. También la rompe en los eSports, los deportes electrónicos. Con el paso de los años la PlayStation se volvió más que un hobbie para él. Empezó jugando al FIFA como cualquier chico pero su habilidad le permitió avanzar muy rápido: participó en torneos, ganó varios y hoy es un jugador profesional. En poco tiempo ya jugó campeonatos oficiales representando a Rosario Central, Independiente y ahora lo hace para Estudiantes de La Plata. “Mi carrera en el FIFA recién empieza. Los eSports evolucionan en forma permanente. Creo que no llegué ni a la mitad de lo que puedo llegar a hacer”, asegura Santino.

Su trayecto en el FIFA tuvo un comienzo de lujo. Con solo 8 años jugó varios partidos contra Lionel Messi. “Mi familia siempre fue cercana a la de Leo, nos veíamos en cumpleaños y reuniones. Siempre que había una Play, jugábamos, él jugaba mucho. Siempre me ganaba pero yo tenía 8 años. Hoy en día Messi no tiene chances conmigo, ja”, asegura con una carcajada y deja abierto un nuevo desafío. Sin embargo, los números lo avalan. En el ranking del FIFA, Santino es el Nº 3 de la Argentina y 107º mejor jugador del mundo.


¿Cuál es el estilo de Santino para el FIFA? ¿Es parecido al rol que tiene en la selección de powerchair football? “Tengo dos facetas diferentes en cada deporte. Soy muy defensivo, la verdad. Intento estar bien posicionado. En powerchair juego muy atrás e intento cubrir huecos y en el FIFA, cuando la tengo arriba, intento atacar bien rápido”, aseguró y le tiró un par de secretos a sus rivales.

El FIFA se volvió su trabajo y lo complementa con los entrenamientos de la selección de powerchair, ahora con charlas por Zoom donde se habla de táctica y se corrigen errores. El equipo se prepara, con tranquilidad, para el Mundial de Australia 2022 (era en el 2021 y se postergó). Mientras tanto, durante esta cuarentena, Santino también le dedica tiempo al estudio: “Hice varios cursos en mi tiempo libre: de director técnico, de creación de videojuegos y community manager”, contó.

Santino está 3° en el ranking argentino de FIFA.

Las dos pasiones conviven en Santino, que de todas formas sabe que la prioridad ahora la tiene el FIFA. “Ojalá pueda avanzar lo más que pueda en FIFA. Si me queda tiempo para seguir activo en la selección y viajar al Mundial, excelente. Hoy en día creo que estoy en un gran momento en el FIFA. Tuve un muy buen año y espero seguir así”, cerró Santino y el desafío queda picando: ¿Messi o Agüero se animarán a jugar contra él? ¿O tendrán miedo de perder por goleada y hacer un papelón con el Nº 3 de la Argentina?