Los Murciélagos jugarán una final paralímpica después de 17 años. Fue en Atenas 2004, la ocasión que más cerca estuvo de colgarse la medalla dorada. Aquel equipo argentino, conducido por Enrique Nardone definió el torneo con Brasil. Fue 0-0 en tiempo reglamentario, resultado que se mantuvo en el alargue. El primero puesto se decidió por penales y la alegría fue para los brasileños.
 
En Bejing 2008 volvieron a jugar seis seleccionados en una primera ronda en la que se enfrentaron todos contra todos. La derrota por 1-0 frente a China hizo añicos el sueño del equipo argentino, que tuvo como consuelo la medalla de bronce tras vencer a España en los penales.
 
Los penales, otra vez, marcaron el destino de Argentina en Londres 2012, donde por primera vez participaron ocho equipos. En la semifinal, Brasil estuvo más fino que Los Murciélagos en los tiros desde el punto penal. Y por la misma vía, el equipo de Gonzalo Vilariño perdió ante España en el duelo por el tercer puesto.
 
La cuarta participación de Los Murciélagos se dio en Río 2016, donde tras una buena primera ronda los de Martín Demonte se cruzaron contra Irán en la semifinal. Argentina dominó, estrelló un par de tiros en el poste pero se fue con las manos vacías porque los asiáticos estuvieron más precisos en los penales. La tristeza por no llegar a la final se esfumó en el partido por el bronce, que Argentina le ganó a China en los tiros desde los seis metros.