Los Murciélagos derrotaron a España por 2-0, se aseguraron el pase a la semifinal y confirmaron que son candidatos a quedarse con una medalla. El cordobés Maximiliano Espinillo marcó los dos goles y ya suma cuatro en el certamen.

Argentina jugó con la misma actitud ofensiva que mostró frente a Marruecos en el debut. Por eso no sorprendió ese gol de Espinillo tras una quiebre y posterior bombazo al primer palo del arquero. Si no hubo más goles fue, justamente, por el eficiente trabajo de Pedro Gutiérrez, una de las figuras del encuentro.

Fue un 1-0 mentiroso. Argentina hizo méritos para marcar más goles. Espinillo fue una amenaza constante y Ángel Deldo, más suelto que en el partido anterior, tuvo un par de chances para marcar. Los números dejaron en claro la superioridad: 17 remates argentinos contra 9 de los españoles. Y cuando quedaban 39 segundos para el cierre, Espinillo, una vez más, robó una pelota y definió para el 2-0 final.

La única preocupación que dejó el triunfo fue la lesión del arquero Darío Lencina, que salió tras un choque con un español en la primera parte. El saldo, en definitiva, es positivo. Puntaje ideal y valla invicta para seguir soñando. Este martes, a las 4.30, Los Murciélagos cierran su participación en el Grupo B en el duelo ante Tailandia, que perdió los dos que disputó.