La selección argentina de judo paralímpico retomó los entrenamientos presenciales en el CENARD. Eduardo Gauto, Fabián Ramírez, Laura González y Paula Gómez forman parte de las prácticas con los entrenadores Guillermo Traba y Walter Dzurovcin. Por su parte, Rocío Ledesma (Tierra del Fuego) y Nadia Boggiano (Formosa) lo hacen en sus provincias.

“Ahora podemos trabajar mejor lo de la fuerza y la potencia, que con cada atleta desde casa se nos dificultaba un poco más“, dijo Traba en Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (miércoles a las 21 por Eco Medios, AM 1220). Y agregó: “Estamos haciendo ejercicios ‘de sombra’, que es trabajar con la mímica del movimiento. No nos permiten que los atletas trabajen juntos por la cercanía que tiene este deporte. Fue bueno volver desde lo anímico”.

El objetivo es preparar el 2021 de los atletas, que tendrá dos grandes citas en busca de las plazas para los Juegos Paralímicos. “Con Eduardo Gauto venimos trabajando muy bien, fuerte. Él prácticamente está adentro”, dijo Guillermo sobre el campeón parapanamericano en Lima 2019.

“Nos quedan dos torneos más puntuables para Tokio. Todos los demás atletas tienen posibilidades de clasificar a los Juegos pero faltan esas dos competencias”, puntualizó el entrenador. “Volver a empezar con el entrenamiento en el CENARD fue una ayuda muy grande, más que nada para la cabeza. También implica trabajar más cómodos y empezar de vuelta”, cerró.