Juan Samorano hizo historia en los Juegos Paralímpicos de Tokio. En el debut de la disciplina, el argentino compitió en la categoría K44 -75 kg. y se llevó la medalla de bronce. Todavía feliz por el logro, el atleta analizó su actuación en una charla con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (miércoles a las 21 por Eco Medios, AM 1220).

“Competir todo el torneo en la misma jornada tiene mucha adrenalina pero se hace cansador y estresante. Y los golpes se acumulan… Al otro día de ganar la medalla de bronce en Tokio no me podía mover, me dolía todo”, reveló Juan. “Perdí en el segundo combate contra el que después fue mi rival por el tercer puesto, pero no fue por tanto, fue peleado. Y por eso seguí motivado para ir por la medalla de bronce. Sabía que no tenía margen de error”, agregó.

La pelea por el tercer puesto frente al kazajo Nurlan Dombayev, dos veces campeón del mundo, fue intensa y tuvo un final épico. En el último segundo, Samorano se quedó con el combate, en lo que fue un cierre cinematográfico. “Vuelvo a ver el video del combate y me pongo a llorar de vuelta”, confesó.

“Fue la mejor patada de mi vida”, definió Juan. Y señaló: “Todavía no tomo dimensión de lo que pasó. Me lo dicen todos. Me emociona mucho todo. Desde que tengo esta medalla, la miro todo el tiempo”. Para cerrar, mostró su gratitud con todos los que trabajaron junto a él: “Agradezco a todo el equipo argentino de taekwondo. Fue increíble el trabajo previo que hicimos en el CENARD. Fue inmenso el apoyo que recibí para poder lograr esta medalla”.