La pandemia generó la postergación de los Juegos Paralímpicos de Tokio y Hernán Barreto es uno de los tantos atletas que tuvo que cambiar su planificación. Triple medallista de bronce en Londres 2012 (200 metros T35) y Río 2016 (100 y 200 metros T35), el atleta paralímpico argentino ahora trabaja pensando en la nueva fecha para la gran cita.

“Es complicada esta situación porque, si no hubiera habido pandemia, ahora estaría en Tokio. Pero uno tiene que reinventarse en estas ocasiones y seguir motivado para lo que uno desea”
, comentó Hernán en Paradeportes Radio. “Uno se tiene que reinventar, no todo es color de rosas. Me pasó varias veces. Antes de Río 2016 me lesioné y tuve que recuperarme durante cuatro meses. Por suerte se dio todo y terminé con dos medallas en esos Juegos”, agregó.

El cambio de fecha también modificó el panorama deportivo y por eso Barreto mantiene la calma a falta de un año para la competencia: “Quiero ser cauteloso de cara a Tokio. Con esto de la pandemia no tenemos marcas durante este año. Si bien conocemos nuestro nivel, hay incertidumbre. Seguimos entrenando como cada día. Las expectativas son muy grandes”.

Por eso, intenta sostener la motivación en cada entrenamiento y con la meta clara para el año próximo: “Si bien logré muchas cosas en el deporte, me queda el sueño de ganar una medalla dorada a nivel paralímpico. Sé que estoy lejos pero todavía tengo ganas y sé que en la línea de largada estamos todos en las mismas condiciones“.