Hernán Barreto volvió a competir internacionalmente y lo hizo de la mejor manera. El representante argentino en atletismo adaptado, ganador de tres medallas paralímpicas, tuvo una actuación sobresaliente en el Grand Prix de Nottwil, Suiza, donde hizo un tiempo de 25.59 segundos y rompió el récord americano en los 200 metros T35.

“Después de un año complicado, volver a subirme a un podio con un récord es muy bueno. Me deja tranquilo tener estos resultados después de tanto tiempo sin competir en el exterior. Volver a estar entre los tres mejores del mundo es una buena señal“, comentó Hernán en su charla con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (todos los miércoles de 21 a 22 por EcoMedios AM 1220).

Barreto, que ganó una medalla paralímpica en los Juegos de Londres 2012 (bronce en 200 metros T35) y dos en Río 2016 (bronce en 100 y 200 metros T35), aseguró que la clave para seguir superándose a los 30 años es que “mantengo el hambre, las ganas de ir para adelante. En la pista, le quiero ganar a todo el mundo, sino no estaría entrenando ahora. Dejo muchas cosas de lado por el deporte. Me gusta vivirlo así, la competencia, el roce”. Y agregó: “Cambié mucho en estos años. El deporte me abrió puertas y me hizo ser quién soy hoy. No es fácil mantenerse durante tres ciclos paralímpicos. Me enorgullece que en 2011 no quería saber nada de atletismo y ahora es mi vida”.

Se viene Tokio y Hernán Barreto sueña con su tercer Juego Paralímpico: “Yo voy a trabajar para estar en Tokio. No les quiero faltar el respeto a mis compañeros de Selección, todavía no está definido quiénes ocuparán los cupos del atletismo. La ilusión siempre está, yo me entreno para llegar a los Juegos”, expresó el oriundo de Zárate, que con confianza y un último gran resultado que lo respalda, añadió: “Ahora queda pulir detalles y llegar bien preparado. Si me toca estar, genial. Y si puedo traer una medalla, mejor”