El 2019 empezó muy bien para Gustavo Fernández. Además de consagrarse campeón del Abierto de Australia, el representante argentino de tenis sobre silla de ruedas se afianzó como segundo en el ranking mundial y ahora quedó a un paso del número uno.

El cordobés llegó a la final en los tres torneos que jugó hasta ahora en la temporada y, en la última actualización de la tabla, aparece a sólo 247 puntos del japonés Shingo Kunieda. Con 4271 unidades, Gustavo acecha los 4518 del oriental.

Fernández se presentará en Rotterdam, Holanda, en febrero, y luego tendrá la gira por Norteamérica. Si los resultados se dan, la chance de regresar al trono es posible. “Está en mi cabeza volver al número uno pero el trabajo que tengo que hacer es otro. Vamos paso a paso. Quiero disfrutar de esto primero”, manifestó el atleta en conferencia.