La selección argentina de tenis de mesa adaptado participó del Abierto de España hace algunas semanas. En el regreso, el entrenador Gonzalo Alcaraz tuvo distintos síntomas y, luego del test, dio positivo de coronavirus. Debió ser internado pero ya está en su casa y contó en Paradeportes Radio cómo vivió esta situación.

“Llegué de España e hice la cuarentena. A los tres días me empecé a sentir mal. Fui a un hospital y me aislaron. Estuve internado por algunos días hasta que el test dio positivo”, contó Gonzalo. Del viaje participaron Elías Romero, Constanza Garrone, Fernando Eberhardt, Giselle Muñóz y Guillermo Bustamante, además de Alejandra Gabaglio, la otra entrenadora.

“No pasé miedo porque soy habitué de ciertas afecciones respiratorias. No era nada que nunca me había pasado. Y todavía no había tanta exposición. El vaivén de la fiebre me hizo sentir mal durante tres días. Llegué a sentir un poco de falta de aire pero nunca tuve que recurrir a un respirador, gracias a Dios”, agregó Alcaraz.

“La sensación es muy fuerte, al menos en mi caso. Pero después va mejorando todo. Me fue bajando la fiebre y desde el lunes no tengo. Volví a mi casa porque no tengo síntomas desde hace varios días pero no tengo el alta oficial y estoy esperando el test negativo todavía”, reveló el entrenador. Ahora sigue con medidas extremadas de cuidado y limpieza. Vive solo y sus amigos le hacen las compras.

Sobre la postergación de los Juegos Paralímpicos de Tokio, Gonzalo dijo: “Tenemos que reprogramar toda la planificación que teníamos. Cuando todo se normalice vamos a reestructurarnos”.