Después de su extraordinaria actuación en el Campeonato Mundial de Gimnasia Deportiva para personas con Síndrome de Down, Juan Ignacio Alarcón regresó a Esperanza, su ciudad natal, y fue recibido como un héroe. Una caravana lo recibió tras su paso triunfal por Alemania, donde obtuvo tres medallas doradas.

Con 21 años recién cumplidos, Juan Ignacio Alarcón dejó su huella en Alemania donde se coronó campeón en tres disciplinas: suelo, barra fija y salto en una competencia de la que participaron 35 atletas. Por ese semejante recibimiento en Esperanza, Santa Fe, donde lo agasajaron sus vecinos y le regalaron una recorrida por la ciudad.

Fuente: Saber Más (Santa Fe).