Daniela Giménez está preparando la valija para ir a pasar las fiestas con su familia. Dentro de una de las mochilas, la chaqueña llevará a sus pagos el Olimpia que ganó en la categoría Paralímpica por su notable actuación en este año que ya se va. “¡No sabés lo que pesa el trofeo! No sabía si llevarlo o no. Pero quiero que lo vea mi familia, que siempre me ofrece ese apoyo incondicional”, le dice la nadadora a paradeportes.com.

– ¿Esperabas ganar el premio Olimpia 2015?

– La verdad que Mariela Delgado (ciclismo) y Yanina Martínez (atletismo) también tuvieron un año inolvidable, y estaba para cualquiera. Cuando comenzó este año no imaginé que iba a tener un año tan bueno como el que tuve. Y ganar el Olimpia fue una gran emoción en una noche inolvidable.

– ¿Qué significa la obtención de este premio?

– Es un motivo más para festejar el mejor año de mi carrera deportiva. Un 2015 en el que maduré mucho también en lo personal, donde puse lo mejor para salir adelante. Este premio me da fuerza y me motiva para lo que viene, que son los Juegos Paralímpicos de Río.

– ¿De quién te acordaste cuando recibiste el trofeo?

– Primero de mi familia, Mis viejos y mis hermanos, que siempre me alientan y me apoyan. De mis entrenadores: Juan Zucconi (agua) y Laura (gimnasio), que supieron llevarme adelante en momentos complicados. Y también de mis compañeros, con los que compartí momentos maravillosos en Toronto. Además, quiero agradecer a Megatlón y Gatorade por estar siempre.

– A la hora de repasar tu año, ¿cuál es el momento que más valoras?

– Es muy difícil optar por uno porque me pasaron muchas cosas. En el Mundial de Escocia estuve muy cerca del podio y me acuerdo que me decía que estaba cansada de “participar”. Pero mi buena actuación me permitió darme cuenta que tenía la posibilidad concreta de conseguir una medalla porque había competido contra las mejores del mundo. Gané confianza y, seguramente, fue el puntapié de lo que vino luego.

– Explotaste en los Juegos de Toronto.

– Sí, llegué muy bien. Gané cinco medallas (2 doradas, 1 plateada y 2 de bronce). Pero haber ganado los 100m pecho fue muy especial. Porque no podía bajar la marca; me costaba horrores, y no lo podía disfrutar. Cuando gané, respiré. Y como si fuera poco, me eligieron como abanderada de la ceremonia de cierre. Nunca me había pasado y la verdad es que no tenía idea de la magnitud de lo que eso significa. Fue emocionante y un auténtico privilegio.

Daniela Giménez ultima todos los detalles para ir a Resistencia. Pero, a la vez, su cabeza apunta a los Juegos de Río. “Mi objetivo para el 2016 es conseguir una medalla. Va a ser muy duro. Estuve cerca en Escocia, y me sirvió para darme cuenta que puedo. Hay que seguir trabajando y ganar el Olimpia me motiva de cara al futuro”.

 

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes