El 24 de agosto del 2019, Gabriel Copola (Clase 3) derrotó al estadounidense Jenson Van Emburgh por 7-11, 11-6, 11-6 y 11-9, se colgó le medalla dorada y se subió a los más alto del podio en los Juegos Parapanamericanos de Lima. Ese triunfo lo convirtió en el primer representante argentino en tenis de mesa en clasificar a los Juegos Paralímpicos de Tokio. Y desde aquel día, con una pandemia que todavía lo hace esperar para medirse contra los mejores del mundo, Gabriel se pone a punto pensando en lo que será su tercera participación en la máxima cita paralímpica.

Estoy contento, entrenando muchísimo. Será un año muy lindo para los deportistas. Los que tenemos la suerte de ya estar clasificados a Tokio estamos con mucha ansiedad. Esperando a que se dé y este sea el año de los Juegos“, comentó Copola en diálogo con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (todos los miércoles de 21 a 22 por EcoMedios AM 1220 y por streaming en Facebook.com/Paradeportes).

El vigente campeón parapanamericano en la categoría Clase 3 admitió que “fue difícil focalizarme luego de la postergación de Tokio 2020. Después me pegó la pandemia como a todos. Seguí entrenando pero con el objetivo lejano y mucha incertidumbre. Y le puse pilas a cuestiones personales”. Aunque también remarcó que “ahora se ve la luz al final del túnel y estamos enfocados en Tokio. Estoy entrenando todos los días con mi preparador físico. Y lo deportivo lo trabajo con Mauro Depérgola (también clasificado a Tokio en la Clase 5). Poder entrenar con él es un placer”.

Con 37 años y dos Juegos Paralímpicos en el lomo, Gabriel Copola llega a Tokio con más confianza que nunca. “Llego preparado como nunca a Tokio, va a ser mi Juego Paralímpico. Estaba en una situación mucho mejor para Río, llegué estando 5° del mundo y en gran nivel. Pero han pasado cuatro años y los capitalicé en madurez. Tengo la energía renovada”, expresó. Y le advirtió a sus rivales: “Mi máximo rival soy yo. Si estoy bien, los que se van a tener que preocupar son ellos”.