El seleccionado argentino para personas con síndrome de Down acarició la hazaña en el Mundial de San Pablo. Tras un comienzo adverso, en el que sufrió la potencia ofensiva de Brasil y tras irse al descanso con 5-1 abajo, el equipo conducido por Juan Manuel Velardez reaccionó a tiempo y estuvo cerca de alcanzar el empate. Finalmente, fue 7-5 para los locales, que se quedaron con el trofeo, aunque también hubo ovación para los argentinos en la entrega de premios.

Así, Argentina cerró su participación en el Mundial con un saldo de tres victorias y dos derrotas. El camino hacia la final comenzó con una caída ante Brasil (5-2), para luego recuperarse: 4-2 sobre Portugal, y 11-0 frente a Chile en la primera ronda. En la semifinal, la albiceleste le ganó 5-2 a Italia.

El plantel argentino está integrado por Javier Fernández y Diego Oyhamburu (arqueros); Lucas Unhold; Sergio Salto; Alejandro Alfonso; Ezequiel Speroni; Gastón Torche; Carlos Piedrabuena; Ignacio Deluca; Agustín Tartaglia; Nicolás Saccoliti y Walter Fleitas. El cuerpo técnico lo completan Mario Fernández (asistente); Jorge Olas (preparador físico); Carlos Santillán (utilero) y Guillermo Feldman (médico). También acompañarán a la delegación Gustavo Caik (coordinador general) y Francisco Petta (presidente de FADDIM).