Después de 15 años, el Instituto Román Rosell volvió a gritar campeón. En una final emocionante, venció a Estudiantes de La Plata en los penales (3-2) y festejó en el estadio Nacional de los Murciélagos del CeNARD, donde se disputó la etapa final de la Copa de Oro.

Román Rosell dio la vuelta olímpica, pero antes debió sufrir. Porque Estudiantes fue superior en la primera parte pero se encontró con la figura del arquero Germán Muleck. La segunda parte fue un calco. Con el equipo platense como protagonista que chocaba una y otra vez ante la solidez defensiva de Rosell.

Cuando parecía que la final se decidía en los penales, Fernando Agesta sacó un gol de la galera: bombazo al segundo palo que hizo estéril el vuelo del juvenil Matías Conti. Sin embargo, cuando restaban 30 segundos para el cierre, David Peralta armó una excelente jugada individual por la banda derecha y definió al primer palo para llevar la definición a los penales.

A la hora de los penales, Rosell fue más efectivo y contó, además, con un especialista: Germán Muleck. El arquero de los Murciélagos, atajó los remates de Luciano Ríos, Nacho Oviedo y Ezequiel Alvarez. Para los de San Isidro convirtieron Miguel González, Claudio Franzotti y Erik Vega, mientras que Matías Olivera desvió el suyo y Conti se quedó con el remate de Agesta. Los goles de Estudiantes los anotaron David Peralta y Federico Accardi.

El plantel de Román Rosell estuvo integrado por Germán Muleck, Alexis Bianchi, Agustín Salinas, Matías Olivera, Fernando Agesta, Claudio Franzotti, Erik Vega, Miguel González y Nahuel Fuentes. El cuerpo técnico lo conformaron Marcelo Soria (guía) y Leo Almada.

En el duelo por el tercer puesto, Guerreros de Córdoba “A” superó a River por 2-1 con un doblete de Nicolás Véliz y Marcelo Panizza. Boca, por su parte, se adueñó del quinto lugar tras vencer por 3-2 a Búhos de Santa Fe, y Huracán le ganó por 2-0 a Guerreros “B” y finalizó séptimo.

En la entrega de premios, FADEC (Federacion Argentina de Deportes para Ciegos) hizo un reconocimiento para Germán Muleck (mejor arquero del campeonato) y Braian Pereyra, de Huracán (mejor futbolista del torneo).