El seleccionado argentino de fútbol para ciegos superó por 1-0 a Brasil en su presentación en el Grand Prix de México en lo que fue la segunda jornada del torneo.

El único gol lo marcó Maximiliano Espinillo en el primer tiempo tras una acción de laboratorio: tiro libre que Padilla envió a centro del área, anticipo del cordobés y festejo.

Con la ventaja, Brasil se adueño del juego y dominó, y entonces se acrecentó la figura de Germán Muleck para evitar el empate en varias ocasiones. Y cuando no pudo el arquero surgió el oportuno cruce de Ángel Deldo para negarle el grito de gol a Ricardinho a falta de 40 segundos.

Así, Argentina se quedó con el clásico y espera por el duelo de mañana, ante México, que en el debut aplastó a Costa Rica por 4-0 y este miércoles tiene fecha libre. Brasil, por su parte, goleó por 4-0 a India en su presentación.

El certamen se juega con el sistema de todos contra todos y los que más puntos sumen disputarán la final en el estadio La Madriguera de Puebla.