Una vez más, el seleccionado argentino de fútbol para ciegos se coronó campeón del Grand Prix de Tokio. Luego de los títulos conseguidos en 2018 y 2019, Los Murciélagos repitieron y dieron una nueva vuelta olímpica en Japón en el certamen que sirvió de preparación para los Juegos Paralímpicos.

En el choque decisivo, Argentina superó a Japón por 2-0 con un doblete de Maximiliano Espinillo, y finalizó el torneo de manera invicta: 4 triunfos y 1 empate.

A la hora de jugar, Los Murciélagos no dejaron dudas y asumieron el protagonismo desde el arranque. En un primer tiempo friccionado y con pocas situaciones de riesgo, Maximiliano Espinillo marcó la diferencia con dos goles calcados: arranque por la izquierda y definición de derecha al palo izquierdo del arquero local.

En el camino hacia el título, Argentina venció a Francia (1-0) y Tailandia (4-3). Luego, igualó con Japón (0-0) en su tercera presentación de la primera fase, que cerró con una victoria sobre España (1-0).

En los cinco partidos, Argentina tuvo la misma formación desde el comienzo: Germán Muleck; Federico Accardi, Ángel Deldo, Froilán Padilla y Maximiliano Espinillo. También integraron el plantel Guido Consoni, Ignacio Oviedo, Jesús Melos, Marcelo Paniza y Brian Pereyra. Completaron la delegación los entrenadores Martín Demonte, Claudio Falco, Germán Márquez, el asistente Agustín Rojas y el kinesiólogo Juan Manuel Crespo.

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Paradeportes (@paradeportes)