Florencia Moreno es la Nº1 del tenis adaptado femenino de la Argentina y Nº 14 en el ranking mundial. Después de más de un año, durante abril realizó una extensa gira por Turquía donde compitió en tres torneos: logró dos subcampeonatos y llegó una semi. Ahora en mayo, otros viajes la esperan. Turquía de nuevo, pero también Israel y Francia, entre otros países. Con 32 años recién cumplidos y mientras avanza en su carrera de contadora pública, la cañuelense ya se imagina lo que vivirá en su primer Juego Paralímpico a partir del 24 de agosto.

“Estoy feliz por cumplir el objetivo de meterme en Tokio. Creo que va a ser raro, en un contexto de pandemia. Pero eso no opaca la felicidad y las ganas de estar ahí representando a la Argentina. Sé que en Tokio puedo andar bien y mostrar un buen nivel de tenis. En eso estoy trabajando. Tengo ganas de demostrar lo que vengo entrenando en un torneo importante como un Juego Paralímpicos”, aseguró en su charla con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (miércoles a las 21 por Eco Medios, AM 1220).

Con respecto a la gira por Turquía, en la que obtuvo buenos resultados, Florencia dijo que “fue raro viajar y a competir otra vez. Estoy contenta por volver a tener esas sensaciones. Tengo ganas de más, de seguir trabajando y creciendo. Por momentos me quedé conforme con lo que hice y, por momentos, no. Entrené varios cambios en la previa y en algunos partidos lo pude hacer bien y en otros no tanto. Pero me quedo con lo bueno. Hay que seguir trabajando y ajustando detalles”,

Además de participar de un Juego Paralímpico, Florencia tiene otros dos sueños. Ser Top 10 (está a 246 puntos) y jugar un Grand Slam. Pero sabe muy bien que esos dos pasos serán una consecuencia de su crecimiento y buenos rendimientos en cada uno de los torneos: “Sé que estoy cerca pero no es fácil. Trato de no estar pendiente del ranking para no obsesionarme. Sigo trabajando y ojalá eso llegue pronto. Tampoco veo lejano jugar un Grand Slam (tiene que estar en el Top 8) pero sé que tengo que seguir trabajando. Estar en Roland Garros sería fantástico”.

A los 32 años, Florencia afronta el tramo más importante de su carrera y por eso quiere seguir mejorando: “Hice algunos cambios técnicos y estoy jugando con más potencia. Es fundamental cambiar mi concentración, que a veces no la puedo mantener en un partido y tengo altibajos. Cuando estoy concentrada, demuestro un gran nivel de tenis. Me gusta superarme día a día. Esa pelea conmigo para estar mejor. No sé hasta cuando voy a jugar. Me gustaría ser madre en algún momento y eso no va de la mano con el alto rendimiento”.