A los 44 años, el judoca Fabián Ramírez se prepara para sus sextos Paralímpicos. Es un histórico del deporte argentino. Su carrera en los Juegos comenzó en Atlanta 1996, donde fue medalla plateada, y continuó a lo largo de todos estos años (solo no estuvo en Sidney 2000). Ahora está listo para una nueva aventura. “Será mi primera vez en Japón, el país de mi Sensei y el lugar de origen del judo. Será una vivencia fantástica, estoy seguro”, confesó en Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (miércoles a las 21 por Eco Medios, AM 1220).

“Empecé en 1994, competí en los Panamericanos de 1995 y fui campeón. En Atlanta 1996 logré la medalla plateada, el primer podio para el judo y para FADEC, la federación de ciegos. Me llegó todo rápido, tengo hermosos recuerdos. Pasaron 25 años, todo lo vivido fue impresionante”, recordó Fabián.

Si bien sabe que en Tokio la competencia será duda, Ramírez tiene muy claros sus objetivos para esta edición. “Todos los deportistas vamos por el oro. Pero yo pienso en disfrutar y hacer un buen papel. Los resultados se ven al final, depende de la entrega que tengamos. No sé cómo va a terminar el torneo pero quiero irme convencido de que dejé todo”, explicó.

Pese a su edad, Fabián disfruta de seguir activo y por eso no se pone plazos: “No sé si serán mis últimos Juegos Paralímpicos. El judo es un motivo para mí, me da fuerza. Es un estilo de vida, es complicado retirarme. En algún momento pasará y seguiré vinculado desde otro lugar”.