El próximo 24 de agosto comenzarán los Juegos Paralímpicos de Tokio y el fútbol para ciegos será uno de los deportes que irán por la medalla dorada para la Argentina. Sin embargo, el camino para Los Murciélagos no será sencillo. Además de Brasil, la gran potencia, también asoma Japón, un equipo que creció de manera exponencial en los últimos años y llega con todo el empuje de ser local.

Eigo Matsuzaki, Director Ejecutivo de la Asociación Japonesa de fútbol para ciegos, dialogó vía Zoom en exclusiva con Paradeportes, en un encuentro coordinado por la Embajada de Japón en nuestro país. “Argentina es un equipo muy bueno, ojalá nos podamos cruzar en la semifinal o la final. La selección de Japón tomó como modelo en todos estos años”, señaló Matsuzaki. Y se entusiasma: “Nuestro objetivo es la medalla dorada”. El video de la entrevista está disponible en nuestro canal: youtube/paradeportes.

– Matsuzaki, ¿qué situación lo llevó a involucrase en el fútbol para ciegos?

– Tuve la oportunidad de conocer el fútbol para ciegos por casualidad cuando era estudiante universitario, cuando recién el fútbol para ciegos llegaba a Japón. En aquel entonces no tenía amigos que tuviesen alguna discapacidad ni tampoco algún tipo de contacto diario con estas personas. Más bien sentía una cierta incomodidad frente a ellos. Pero a partir de que conocí el fútbol para ciegos y mediante la posición que hoy tengo quedé encantado con este deporte. Y si en un principio empecé sólo ayudando, hoy en día representa mi trabajo y me dedico a él con total dedicación.


– ¿Qué es lo que más le gusta del fútbol para ciegos?

– La primera vez que probé jugar con el antifaz fue realmente difícil. Al tener los ojos cerrados necesité de las voces de los demás. En aquel momento me olvidé completamente de que los demás tuviesen alguna discapacidad y hasta incluso de esa necesidad de tener que ayudarlos. Recuerdo muy bien esa sensación de estar jugando con pares en iguales condiciones. Eso es lo que más me gusta del fútbol para ciegos, esa igualdad de condiciones y el sentir que juntos se puede. Entendí que era un error sentir esa obligación de ayudarlos, de ofrecerles apoyo. Esa relación unilateral mía con respecto hacia ellos. Y aprendí a tratarlos simplemente como compañeros con los cuales tenemos el objetivo común de hacer un gol, sin importar que alguien tenga o no una discapacidad, de igual a igual. Nuestra visión es la de construir a través del fútbol una sociedad donde las personas con discapacidad y las que no presentan discapacidades se relacionen cada vez más a través de la disciplina. Con el tiempo va cambiando la visión que tenemos con respecto a las personas con discapacidad. Eso es lo que nosotros tenemos como objetivo y en estos próximos diez años queremos seguir trabajando para ellos desde la Asociación.



– ¿Qué impacto observa en la familia de los jugadores que se suman al deporte?

– Creo que son los padres los que mayor impacto reciben con respecto a sus hijos. Los padres suelen preguntarse: `¿Qué será del futuro de mi hijo? ¿Podrá trabajar?` Lo más común es que sean los padres los que primero fallecen y están preocupados por el futuro de sus hijos, pero al ver que los jóvenes pueden trabajar y ser activos, empiezan a tranquilizarse pensando que es posible que también sus hijos puedan tener un futuro y estar bien.


– ¿Las empresas privadas apoyan el desarrollo del fútbol para ciegos en Japón?

– Tenemos compañías, patrocinadoras que llamamos compañías socias, con las cuales trabajamos para alcanzar una idea común. Ellos nos apoyan ampliamente ofreciéndonos ayuda económica como también instalaciones y servicios. En el caso de otras agrupaciones paradeportivas japonesas, la mayoría de sus fondos provienen del gobierno nacional o de fondos públicos. Pero nuestro caso es un poco particular, con un 60% de apoyo proveniente del sector privado.


– ¿La sociedad japonesa está involucrada con el deporte paralímpico?

– En Japón antes de que Tokio sea elegida como sede de los Juegos Paralímpicos, el deporte paralímpico no llamaba tanto la atención. Creo que el beneficio de jugar en casa es que hasta la realización de los Juegos, o incluso después, los japoneses y la sociedad japonesa seguirán interesándose en nosotros. A diferencia de otros países, personalmente creo que Japón tiene como un trasfondo un fuerte prejuicio contra las personas con discapacidad. Por lo tanto a través del fútbol para ciegos, como también de otros deportes paralímpicos, creo que aumentará la visibilidad de estos deportistas y será más frecuentes los debates sobre la participación social de las personas con discapacidad.


– ¿Cómo hacen la búsqueda de jugadores?

– En Japón hay escuelas para personas no videntes o con visión reducida pero ahora bajo el concepto de inclusión hay cada vez más niños que asisten a escuelas convencionales junto con niños videntes. Es lo que se llama educación inclusiva. Debido a esto, nuestro problema es que no sabemos con precisión dónde se encuentran los niños no videntes o con visión reducida. Así que esta es nuestra tarea y desafío. Por otro lado, como decía antes, los padres siguen preocupados sobre el futuro de sus hijos. A su vez estos chicos tienen pocas oportunidades de hacer deportes. Así que hemos entendido que entre estos chicos existe una gran necesidad de hacer ejercicio. En este contexto, como actividad para aquellos padres que no lo conocen, organizamos campamentos de verano. En ellos no sólo se juega al fútbol sino que incluimos varias actividades físicas. De esta forma, aquellos que asisten al campamento nos pueden conocer a nosotros y al fútbol y pueden ir participando de otros programas.


– ¿De qué países tomaron ideas y metodologías para el crecimiento de su selección?

– Hemos aprendido de muchos países y, por supuesto, de Argentina. En estos últimos años aumentamos mucho la cantidad de partidos internacionales y realizamos un profundo trabajo de análisis.


– ¿Qué meta se fijaron para los Juegos Paralímpicos?

– Por supuesto, el objetivo es obtener la medalla dorada. No se trata tanto de quedar satisfechos con alguna posición, pero como esta vez jugamos de locales, me parece muy importante llegar por lo menos a la semifinal. De esta manera queremos que los espectadores japoneses observen la mayor cantidad de partidos posibles para que se despierte en ellos un mayor interés por este deporte. En ese sentido, llegar a la semifinal es el objetivo más bajo que nos proponemos. La selección japonesa ya está en condiciones de competir con países de primera categoría del mundo, realizar buenos partidos y marcar goles. Por eso queremos sorprender al mundo con esta calidad de juego.

– ¿Cree que habrá público en los Juegos Paralímpicos?

– Se decidió que los Juegos Olímpicos no tengan público pero aún no se sabe al 100% si no habrá público en los Juegos Paralímpicos. Creo que será difícil que haya público pero todavía no se ha decidido. Jugando de locales pienso que sería una lástima que no haya público ya que la gente le da fuerza a los jugadores y a su vez los jugadores dan un fuerte mensaje a la sociedad. Y si solo se transmite por televisión, queremos que se pueda ver cómo aquellos que tienen una discapacidad y que se sienten limitados socialmente pueden llevar a cabo una gran presentación a través del deporte, me parece un mensaje con mucha fuerza para sociedad especialmente en estos tiempos de pandemia.

– ¿Qué opinión tiene de Los Murciélagos, la selección argentina?

– Tenemos la imagen de un equipo muy fuerte donde cada uno de los jugadores tiene mucha individualidad. La selección japonesa lo tomó como un equipo modelo. En estos últimos cinco años, Argentina nos regaló la posibilidad de tener muchos encuentros con ellos, así que tenemos una relación muy estrecha. Japón es un país que analiza muy detalladamente las imágenes y los videos del equipo rival. Pienso que Argentina es un equipo que incluso en un mismo partido tiene muchas tácticas entre las cuales elegir de acuerdo a cada equipo que enfrenta. Por lo tanto, a diferencia de Japón, que implementa lo que planeó y preparó con antelación, Argentina saca siempre algo nuevo. Por tener esas características pienso que Argentina fue el país más idóneo para elevar el nivel de nuestro equipo.

– ¿Qué jugador argentino le gustaría tener en su selección?

– Velo, el capitán. El delantero Maxi Espinillo y el mediocampista Padilla. ¡Bueno, los quiero a todos! Después del torneo en Río, Espinillo creció exponencialmente y es un jugador que está llamando mucho la atención en Japón. Argentina es un equipo muy bueno y seguramente ocupará un puesto muy alto dentro de su grupo. Japón siempre sigue las huellas de Argentina, así que espero encontrarnos en la final o la semifinal. En caso de que se encuentren ambos equipos, al ser un deporte, veré con mucha emoción de desarrollo del partido, quién ganará y quién perderá. Sin embargo, una vez terminado el campeonato, es importante no pensar sólo en el partido sino también en la participación de las personas con discapacidad en la sociedad.