Takahiro Nakamae, el embajador de Japón en la Argentina, recibió y agasajó en su residencia del barrio de Belgrano a algunos de los medallistas paralímpicos argentinos de los recientes Juegos de Tokio. Allí estuvieron Matías de Andrade (natación, medalla plateada), Antonella Ruíz Díaz (lanzamiento de bala, bronce), Juan Samorano, (taekwondo, bronce) y cinco jugadores de Los Murciélagos, el equipo de fútbol para ciegos, que logró el segundo lugar: Froilán “Coqui” Padilla, Brian Pereyra, Marcelo Panizza y los arqueros Darío Lencina y Germán Muleck.

También participaron de la recepción Inés Arrondo, secretaría de Deportes de la Nación; Daniel Díaz, subsecretario de Deportes; Carlos Alberto Rodríguez, presidente del COPAR (Comité Paralímpico Argentino); Alejandro Pérez, director de Deporte Adaptado de la Nación y Jefe de Misión en Tokio; y Maximiliano Nóbili, director de Paradeportes.com y presidente de la Fundación Paradeportes, entre otros invitados.

“Me da mucha alegría seguir celebrando el deporte. Es un grandísimo honor para mí recibir a parte de los medallistas paralímpicos que participaron en Tokio junto a sus entrenadores, miembros de la comitiva y el personal médico que los acompaño a los Juegos”, señaló el embajador, quien se sacó una selfie con todos los deportistas en el jardín de la residencia.

Durante el encuentro se realizó un show de taiko de @nikyokan, el chef Takagi preparó platos típicos de Japón y la pastelera @karina_patisserie se lució con todo tipo de dulces, con diseños de medallas y una torta que en su interior tenía la bandera de Argentina y Japón.