Mike Peters, director general del IPC, envió una carta a todos los comités nacionales. El Comité Olímpico Internacional también desestimó los rumores de cancelación.